Cinofilia-Sud
   



EL PERRO EN LA MITOLOGÍA
Antiguo Egipto
- El Dios Anubis -

Origen

Para encontrar los origenes del dios, tenemos que remontarnos a los tiempos más remotos de la civilización faraónica. Parece que en el Predinástico (segunda fase de la antigua cultura de Nagada) aparece con forma puramente animal en unas pequeñas figuras labradas. Más tarde (Reino Antiguo) está presente en los Textos de las Pirámides, donde ya aparece como un dios del Más Allá.
¿Por qué incluyeron los habitantes del Valle del Nilo a una deidad con aspecto de chacal o de lobo? Parece que la razón responde simplemente a que relacionaron a este animal carroñero con la resurrección y con la conservación del cuerpo.
Este animal carroñero deambulaba por las necrópolis y desenterraba, para alimentarse, los cuerpos momificados por la acción natural y conservadora de la arena. Así los egipcios entendieron que esta divinidad tenía algo que ver con la subsistencia del individuo tras la muerte. Pensaron que acudía junto a ellos, aguardándoles en la puerta de su tumba para guiarles y conducirles al Más Allá,permitiéndoles disfrutar de una vida tras la muerte. De este modo Anubis se convirtió en guardián de las necrópolis. Por ello lo relacionaron con la momificación y con la embalsamación. En opinión de muchos autores consagrados, los egipcios supieron convertir una fuerza teóricamente negativa, en una positiva.

Iconografía

El aspecto de Anubis es el de un chacal o lobo de color negro en pie o recostado . También aparece, con mucha frecuencia con cuerpo de hombre y cabeza de perro. Entre los atributos propios del dios, destaca un collar en forma de venda, de color rojo, que cruza y rodea su cuello. Aunque tradicionalmente luce este aspecto, en algunos lugares de Egipto, como por ejemplo Heliópolis. adoptó una apariencia mucho más primitiva, el de una serpiente, relacionándose con las fuerzas telúricas.

El color negro que presenta su cuerpo guarda relación con su aspecto funerario, ya que este simbolizaba la fertilidad y el renacimiento.

 

Leyendas

Una de las leyendas más atractivas es aquella que conexiona a este dios con los embalsamadores, la magia y las artes de la adivinación. Con todas estas cualidades Anubis se relacionó con la leyenda de Osiris, ya que gracias a él pudo ser momificado. Por otro lado, Anubis fue una de las principales deidades que ayudaron a Isis en la búsqueda de su esposo asesinado. Una vez hallados los pedazos de su cuerpo (que había sido fragmentado por Set), los reunió y por medio de la magia practicó la primera momificación de la que se tiene noticia en los relatos egipcios y le despertó reanimándole mediante el toque de tamboril. Gracias a esta leyenda se convirtió en patrono de la momificación. Él era el Guardián de los Secretos Mágicos

Otro de los aspectos de Anubis es el que lo relaciona con la luna. En el llamado Libro de las Cavernas, este dios, aunque sigue conexionado con la muerte, tiene la responsabilidad de iluminar a los difuntos con el astro nocturno, que sujeta entre sus manos.

En multitud de ocasiones Anubis aparece como hermano gemelo de otro cánido de origen solar y apariencia similar llamado Upuaut El Abridor de Caminos, relacionados ambos a su vez con otro cánido más, Jentiamentiu, cuyo nombre significa El que está a la Cabeza de los Occidentales, es decir, los difuntos. Todos ellos tienen el aspecto de este animal y el mismo color negro, pero Upuaut suele estar representado sobre un estandarte, mientras que Anubis se encuentra bajo forma antropomorfa, animal, etc. Puede afirmarse que Upuaut es una contrapartida de Anubis para enfatizar el sentido dual, la simetría de los egipcios y que todos estos cánidos tenían connotaciones funerarias en sus respectivos distritos.

 

 

Mitología Griega - Kerberus, el perro de tres cabezas–

Kerberus –Cerbero- es el perro más célebre de toda la Mitología; guardián de la entrada del infierno, su misión no consistía en impedir la entrada a nadie (como haría cualquier perro de guardia) sino en no dejarle salir de allí.

Era un perro feroz y temido, que tenía un número indeterminado de cabezas (generalmente tres), cubiertas de serpientes y garras de león.

 

El mito del Can Cerbero

El can Cerbero era hijo de Tifón, enemigo de Zeus, y de Equidna, y hermano de otro perro llamado Ortros y de Hidra. De su unión con la Quimera nacieron el León de Nemea y la Esfinge.

El perro guardián de los infiernos: Cuando los hombres morían eran transportados en la barca de Caronte hasta la otra orilla del río Aqueronte donde estaba situada la entrada de los infie4rnos. El acceso estaba cerrado por una puerta de diamante, junto a la cual montaba guardia el can Cerbero.

Este incorruptible y fiero animal no sólo atormentaba a las almas que intentaban escapar de los infiernos, sino también a los que allí penetraban. Sófocles lo representa saliendo de su antro con mucha frecuencia para ladrar. Para calmar su furor, los muertos le echaban el pastel de harina y miel que sus deudores habían dejado encima de la tumba.

Perro antropófago: Se considera que el nombre Kerberos es equivalente de kreoboros (comedor de carne). Esta interpretación podría explicar ciertos episodios de la leyenda de Cerbero, como el de Pirotoo, que en castigo por haber intentado seducir a Perséfore, fue entregado al perro para que éste lo devorara.

 

La morfología de Cerbero

Aunque Cerbero es el perro más conocido de toda la Mitología, existen muchas discrepancias sobre su morfología, empezando por la cabeza, No tanto por su forma como por su número. Las fuentes de la Mitología ofrecen diferentes versiones que lo describen como un perro de múltiples cabezas. En todo caso, la versión mas extendida es es la que lo representa con tres cabezas.

En cuanto a la forma de su cola, también se le atribuían las más diferentes apariencias. Unas veces era como la de un perro, y otras como la de una serpiente o la de un león.

La imaginación popular lo concebía como una criatura espantosa. Y con ese mismo carácter, en los monumentos y objetos del arte helénico se le representa unas veces con una sola cabeza de perro y una multitud de cabezas de serpiente que le salen de todas las partes de su cuerpo, principalmente de la espalda; otras, con dos cabezas de perro, mas comúnmente con tres, iguales unas veces, distintas otras y, por fin aunque no tan frecuentemente, con una cola de león, que en otras representaciones es de serpiente o simplemente de perro.

Hércules domina a Cerbero

Entre los doce trabajos que realizó Hércules, el undécimo consistió en llevarle a Euristeo el monstruoso perro que guardaba la entrada de los infiernos. El semidiós ya había tenido que vérselas con otros animales en sus anteriores trabajos, realizándolos todos satisfactoriamente, sin embargo Euristeo esperaba lo contrario, pues estaba celoso de su fuerza y temía que Hércules le arrebatara su reino. Entonces decidió confiarle un nuevo trabajo en el que no le sirvieran de nada sus heroicas virtudes. Por eso lo obligó a enfrentarse con el perro guardián de los infiernos, pensando que no podría vencer a un animal tan monstruoso como éste.

Hércules finalmente vence al monstruo y se lo lleva a Euristeo, y cuando éste lo vio quedó tan aterrorizado que corrió a esconderse en una jarra de bronce. Y como el rey no supo que hacer con Cerbero, lo devolvió a los infiernos.

Bibligrafía:
"Conocer al perro" Colección "Mis Amigos los Perros"
CASTEL, E.:Diccionario de Mitología Egipcia.
Site de Egiptología: http://www.egiptologia.net/egipto.html
Site de Mitología: http://www.theoi.com/index.htm