Cinofilia-Sud
   

CONTRATANDO UN HANDLER PROFESIONAL

Por Patricia Peters ( THE AMERICAN KENNEL GAZETTE )
Traducción: Darío Fogolín de Showdog
Enviado por: Fernando Soler

Entonces usted ha decidido contratar un handler profesional para exponer su perro. Hay muchas razones validas para usar los servicios de un profesional. El acondicionamiento y presentación en pista correctos no son fácilmente logrados. Algunas personas pueden aprender el arte de ello y con practica y esfuerzo hacer el trabajo bien; otros nunca lo logran. Exponer los propios perros lleva tiempo y es costoso y contratar un handler puede ser sorprendentemente más económico.

He estado dentro del deporte de los perros por muchos años. He trabajado para handlers y he preparado y expuesto a mis propios perros. Ahora, aun hago mi propio grooming y todos lo perros viven conmigo, los hago presentar por un handler profesional. Entonces, pienso que puedo ver el asunto desde distintos ángulos y ofrecer algunas palabras de advertencia para seleccionar un handler y mantener una buena relación de trabajo con el o ella.

Desde el punto de vista del handler; el cliente ideal es rico, colaborador y flexible. Algunos handlers gustan que sus clientes estén involucrados en la campaña de sus perros y en el proceso de la toma de decisiones. Otros prefieren que sus clientes vivan a mil millas de distancia y les den mano libre y un cheque en blanco.
Del otro lado, los clientes quieren que sus handlers sean dedicados e incansables. Ellos quieren buenos modales y sobre todo quieren resultados.

Amenos que usted sea extremadamente rico, no puede esperar los servicios exclusivos de un handler, y su posición en su organización probablemente va a ser proporcional al trabajo que usted le de. Esto es una realidad en la vida, especialmente con los handlers de "gran renombre ". A pesar de su dedicación por el deporte, primordialmente ellos están haciendo un trabajo por un beneficio. Han llegado a ser de "renombre " trabajando duro y siendo exitosos, tal vez usted va a obtener resultados; pero no busque el toque personal y accesible que encontrara mas fácilmente en un joven ascendente recién llegado. A los nuevos profesionales les puede faltar el conocimiento y tacto de sus mas experimentados colegas, pero ellos van a ser un poquito mas deseosos y por ello un poquito mas flexibles y serviciales.

Considérelo muy cuidadosamente antes de entrar en relación con un handler. Haga preguntas ¿ Quiere un amigo y consejero ? ¿ Quien es el responsable del grooming y la preparación ? ¿ Quien es el principal en la toma de decisiones ? ¿ El perro va a vivir con el handler o en su casa ? ¿ Que nivel de compromiso esta usted dispuesto a contraer con el handler y viceversa ? ¿ Entiende usted la estructura de los honorarios y esta enterado de todos los gastos que serán de su responsabilidad ? ¿ Cuan implicado quiere estar en todo el proceso ?.

Sugiero que entreviste al handler y por supuesto visite su Kennel. Obsérvelo en las exposiciones ¿ Están sus perros contentos ? ¿ Es gente agradable ? ¿ Será de mucha ayuda hablar con sus clientes Eche un vistazo al individuo y su organización . ¿ Se siente usted relajado y confortable con el ? ¿ Confía usted en esa persona para que cuide sus perros, los presente profesionalmente y sea honesta y franca tratando con usted ?.

Como he dicho muchas veces las exposiciones caninas deben ser una diversión. Cuando usted decide contratar un handler la relación debe ser de compañía y de ninguna manera de adversarios. Para mantener una buena relación, por supuesto es decisivo que usted trate a su handler tan honesta y francamente como usted quiere ser tratado. Funciona en ambos casos.

Tómese tiempo de hacer algunas investigaciones antes de confiar su perro a alguien. Usted podrá evitar posibles malentendidos si es un cliente informado con una mente abierta. Haga que sus expectativas sean claras y escuche atentamente las respuestas del handler a esas expectativas. Escuche también los consejos del handler. Los buenos conocen y comprenden todos los aspectos del deporte de los perros, y su experiencia es parte del servicio profesional que ofrecen .

Yo soy muy afortunada puesto que mi handler es también un buen amigo. Nos respetamos uno al otro y hemos compartido la emoción de la victoria y la angustia de la derrota. Hemos hablado de los problemas y continuado amigos. Yo solo puedo desear el mismo placer y satisfacción para todos ustedes